Nosotros

Somos mujeres y hombres comprometidos con el desarrollo de nuestro potencial humano de fuerza y sensibilidad. Nos importan el amor, los sentimientos y la sensibilidad que nos permiten sentirnos felices y realizados.

La Felicidad es un anhelo compartido por todos los seres humanos y un objetivo que está a nuestro alcance desde el autoconocimiento, el respeto mutuo y el desarrollo de nuestro potencial humano, a nivel individual y colectivo.

MISIÓN

Fundación Mujeres Felices impulsa acciones e iniciativas en defensa de los derechos de la mujer, para su empoderamiento y felicidad, y en favor del avance social

  • Empoderamiento de las mujeres para el desarrollo de nuestro potencial femenino de fuerza y sensibilidad, con actividades y cursos para el desarrollo profesional y personal.
  • Foros, a nivel nacional e internacional, en los que convocamos a mujeres y hombres que son ejemplo para todas, para debatir, aprender y desarrollar acciones en todos los temas que afectan e interesan a la mujer de nuestro tiempo.
  • Defensa de los Derechos de las Mujeres. Acciones y campañas contra toda forma de violencia, maltrato o discriminación contra las mujeres.
  • Promovemos la Revolución Interior para que mujeres y hombres desarrollen todo su potencial de poder personal y felicidad, ofreciendo conocimiento y herramientas a través de cursos, talleres, publicaciones y conferencias.

  • Inserción laboral de mujeres en exclusión social.

VISIÓN

Fuerza y Sensibilidad es nuestro lema, en referencia a los principios masculinos y femeninos, que tenemos que equilibrar, en el actual modelo de sociedad, tecnológicamente desarrollada, pero humanamente subdesarrollada. Dos mundos distintos, exterior y competitivo o interior y amoroso, masculino o femenino, que han coexistido a lo largo de nuestra historia, pero en el que el primero ha impuesto su dominio sobre el segundo, con las consecuencias que todos conocemos de desigualdad e injusticia social.

Los principios y valores femeninos y masculinos no son exclusivos de cada sexo, sino compartidos por hombres y mujeres. Siendo así que hay varones que a su fuerza unen una exquisita sensibilidad, del mismo modo que hay mujeres que, sin renunciar a su sensibilidad femenina, se dotan de una fuerza y empuje que les permite competir y triunfar en terrenos tradicionalmente dominados por los hombres como los de la economía y las finanzas, la política o la tecnología.

Las mujeres protagonizamos la mayor revolución social de nuestra Era. Con nuestra integración social llegaron los mayores niveles de prosperidad, felicidad y libertad nunca antes alcanzados en la historia de la humanidad. Por eso, ¡La revolución de las mujeres, impulsando el avance social, ha de continuar! Pues sólo así, podremos superar la profunda crisis social, ética, política, económica y medioambiental en la que nos encontramos, desarrollando todo nuestro potencial humano de poder y felicidad en un mundo mucho mejor y más justo e igualitario.